Para tu seguridad.

Para confirmar que te encuentras en un sitio seguro en el explorador de internet, la dirección web debe comenzar por las siglas "https://". Adicionalmente en la parte superior derecha o inferior derecha debe aparecer la imagen de un candado cerrado. Si estas condiciones no se cumplen, debes abstenerte de ingresar a la página web.

No permitas que otras personas conozcan tus contraseñas y evita que estas sean observadas al momento de digitarlas.